Blog

La evolución de las publicaciones

Las instituciones de educación superior, docentes e investigadores  tienen como misión la generación y difusión del conocimiento. La generación de conocimiento se logra mediante la investigación y la difusión a través de las publicaciones.

La palabra publicar proviene del latín publicare que significa “hacer público”. El diccionario de la Real Academia Española define publicar como “difundir por medio de la imprenta o de otro procedimiento cualquiera un escrito, una estampa, etc.”, y publicación como la “acción y efecto de publicar” y como “escrito impreso, como un libro, una revista, un periódico, etc., que ha sido publicado”; ambas acepciones del término publicación.

El conocimiento científico necesita ser comunicado para favorecer el progreso de la ciencia, pero también para evitar esfuerzos duplicados y gastos innecesarios. La publicación científica se puede clasificar en: primaria, secundaria, terciaria y cuaternaria. La publicación primaria es la que publica resultados originales de investigación; la secundaria agrupa y sintetiza la información disponible, por ejemplo revisión de temas y revisiones sistemáticas; la terciaria publica información que ha dejado de ser controversia, ejemplo los libros de texto, y la cuaternaria, es la información de divulgación hacia la comunidad no científica escrita por los propios investigadores. En base a esta clasificación se generan varios tipos de publicaciones. Las revistas científicas son las publicaciones que contienen resultados de investigación, pero también publican otros tipos de contribuciones específicas como editoriales, revisiones de temas, revisiones sistemáticas, opiniones, por mencionar algunos. Los libros de texto, manuales, handbooks, enciclopedias, reportes técnicos, entre otros, son productos de uno o varios autores que tratan un tema general o específico, con información que ha dejado de ser controversia. Además, los gobiernos, académicos, empresas e industrias producen material publicado como reportes, posters científicos, presentaciones, folletos, etc., que no está controlado por un editor comercial; esto es lo que algunos llaman “literatura gris”.

El uso de Internet ha creado nuevos tipos de documentos y nuevas formas de trabajar con los datos e información. Al inicio la publicación electrónica representaba la contraparte de los documentos impresos, ahora ha evolucionado en nuevos tipos de material como blogs, wikis, páginas personales, listas de discusión, data vinculada y archivos pre y pos impresos.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

× Servicio al Cliente